La Caldera

2019-04-18 08:15:45   732 Visitas


*COLOR DE HORMIGA PROYECTO DE MARU

POR LO menos lo escrito ayer en este mismo espacio, sirvió como adelanto para conocer las trabas, que tendrá el mega proyecto Iluminemos Chihuahua, que pretende desarrollar el Municipio, como la obra emblemática de la administración que preside María Eugenia Campos Galván.

Como se conoce el proyecto cuesta seis mil 100 millones de pesos, y se ejecutaría en 18 meses, con herencia vía concesión para las próximas cinco administraciones.

El martes la alcaldesa se reunió con la fracción de Morena en el Congreso, en donde no le dijeron que no, pero tampoco que sí, lo que en política significa que los morenistas legisladores no van a aprobar la propuesta de Modernización Tecnológica del Alumbrado Público en Chihuahua, por lo que las cosas se le van a complicar a la alcaldesa.

Si Morena va en contra, mas el PRI que ya fijó postura, a los legisladores del PAN no les alcanzaría la primera mayoría, para alcanzar los 22 votos que requiere la Presidencia Municipal para el innovador proyecto.

Además hay que considerar el factor gobernador, pues los diputados en el Congreso, ahora se dividen entre corralistas y marucampistas, en donde podría registrarse un 5-6 en favor de lo que diga Palacio de Gobierno.

El escenario por lo tanto, se complica y calienta al rojo vivo; más cuando proyectos similares, aunque no de tal envergadura, han sido rechazados por el Congreso local, como fue el caso de la propuesta de los alcaldes independientes, Armando Cabada de Ciudad Juárez y Alfredo Lozoya, El Caballo, de la capital del mundo.




*EL ETERNO CANDIDATEABLE DEL PRI

BIEN por las aspiraciones del ex alcalde, Alejandro Cano Ricaud, cuando afirma que le gustaría ser gobernador; tiene razón en su expresión; a quién no le gustaría ser gobernador.

Yo creo que a todos, el pero, es que la expresión fue ser gobernador y no candidato a gobernador, que está muy lejos de ser un simil.

Cano desde luego, quiere ambas cosas, como lo intentó hace tres años con el exgobernador, César Duarte Jáquez, quien por cierto embarcó a medio mundo para que validaran al candidato perdedor.

El empresario de las estructuras metálicas, le entró al baile como muchos incluyendo a Jorge Esteban Sandoval, Héctor Murguía Lardizábal, Fernando Rodríguez Moreno y hasta Víctor Valencia de los Santos.

El caso es que ante los dichos de Cano, el ex diputado federal que por ciento arrasó en su distrito, el famoso Tony Meléndez, ya levantó la mano y se percibe como el único que podría sacar Chihuahua por el PRI.

Cierto es que posibilidades tiene muchas, por lo tanto será cosa de cicatrizar el PRI, desde luego sin el actual dirigente estatal, Omar Bazán y atraer para si lo que queda del duartato, el reyismo, patricismo: Conservar el carisma y humildad necesaria paran estos entuertos.




Tu opinión nos interesa, si tienes un comentario o algo que divulgar estamos para escucharte en [email protected]