Sientes que te estás quedando atrás?

2022-05-19 09:41:44   420 Visitas


Si en este momento de tu vida te sientes estancado, que no eres capaz de lograr tus objetivos o que necesitas renovarte, es momento de tomar un respiro.



Si ya te arrepentiste de emprender o de seguir en tu actual trabajo, y crees que lo mejor es abandonar todo o seguir sufriendo, necesitas analizar la situación con cuidado.

No te decimos que tomes un año sabático o que no valga la pena lo que estás haciendo hoy, sino que reflexiones que no todo está perdido.

Sentirse estancado no es sinónimo de que vas a fracasar o que estés haciendo las cosas mal.

Muchas veces, se trata de que te sientes de está forma porque hacer las cosas por el motivo incorrecto.

Si sientes que todo el mundo está avanzado mientras tú estás comenzando o has comenzado a estancarse y a creer que todo está en tu contra es momento de algo al respecto…

Esto te ayudará a darte cuenta de que el estrés, la ansiedad y las expectativas te jueguen en contra y no puedas llegar a tu meta:

3 COSAS QUE DEBES HACER CUANDO SIENTAS QUE TE ESTÁS QUEDANDO ATRÁS

1. No te compares.


Entendemos que los celos te invadan y te sientas decepcionado de ti porque otras personas han crecido más que tú.

Sin embargo, debes tener presente que todas las personas tienen diferentes sueños, algunos parecen inalcanzables y otros son más fáciles de lograr.

Si alguien ya lo logró y tú, no quiere decir que seas un fracasado o que nunca llegarás lejos, sino que te estás tomando tu tiempo y estás construyendo pilares sólidos.

Sentir envidia o compararte en todo solo provocará que sigas estancado, también que siempre te sientas insatisfecho aunque logres todo lo que te propongas.

2. ¿QUÉ TE FALTA?

Es momento de ser objetivo y ver qué te falta, pero esto no quiere decir que te compares o que cuentes tus éxitos.

Si no de que reflexiones y veas por qué estás trabajando en algo o en qué necesitas enfocar tu tiempo y energía.

Tal vez, lo que necesitas para no quedarte atrás es ser más paciente contigo, confiar más en ti o ser más perseverante.

El talento y las habilidades ya las tienes, ahora es momento de ver cuáles malos hábitos te impiden avanzar y lograr tus metas.

3. NO ES LO QUE ESPERABAS.

Muchas veces, puedes sentirte estancado porque tu vida personal y profesional no se ve como la soñaste cuando eras pequeño.

Sin embargo, debes ver que tus sueños han cambiado, incluso que tal vez, fuiste víctima de expectativas muy altas o de lo que otros querían para ti.

Probablemente, sea momento de analizar lo que quieres para tu vida y dejar de complacer a otras personas.

No importa cuál sea tu camino o tu sueño, lo más importante es que encuentres algo que te apasione y te mueva a seguir luchando por tu felicidad y éxito.



Fuente: El Personalista.


Edición: Susana Ruiz

Grupo Radiza Chihuahua